fanfic sobre la historia real

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

fanfic sobre la historia real

Mensaje por Edward Cullen. el Mar Abr 19, 2011 6:49 pm

hola me presento ante vosotros/as para contaros un fanfic que estoy escribiendo desde la prespectiva de edward. espero que les guste y por favor dejen sus comentarios para que pueda saber si voy por el buen camino o no. que no me ofendo ante las criticas constructivas y que puedan mejorar el fanfic.

1er capitulo: el monstruo

Habíamos vuelto después de tantos años. Confiábamos que el tratado se hubiese ido transmitiendo de generación en generación. Que no se hubiese perdido como una leyenda. Pero no era así, aun se acordaban del tratado.
Llevábamos dos años en Forks, en el instituto. Yo me estaba haciendo pasar por el más joven y aun me quedaban dos años para graduarme…de nuevo.
Estaba siendo una semana algo movida para los humanos, al parecer venia la hija del Jefe Swan y todos estaban intrigados de cómo seria. Aunque por las imágenes que veía no era más que otra humana más, asique intente no prestarles atención a las voces en mi cabeza y empecé a prestarle atención a esa masa verde y repulsiva que tenía en mi plato dándole vueltas. Una voz me saco de mis ensoñaciones con un puma y su sangre. Estaba hambriento bien lo sabe dios, pero no me hacía ningún bien recordar con la sangre del animal recorriendo mi garganta.
-“Edward, ¡por amor de dios vas a romper la mesa!"-era la voz de mi hermana Alice. Había agarrado con demasiada fuerza la mesa y estaba crujiendo bajo mi mano y lo que menos necesitábamos era llamar más la atención de lo que ya lo hacíamos con nuestra piel blanca.
Alice es simplemente Alice. Era algo bajita para la edad que supusimos que tenía aunque realmente no sabíamos nada de ella en su vida humana, pues no se acordaba de nada. Fue ella la que nos encontró a nosotros junto a Jasper. Tiene el don de ver el futuro.
Vio como retiraba la mano de la mesa y me siguió hablando con el pensamiento.
-“estoy preocupada por Jasper. Debimos alimentarnos hace un par de días. Esto es demasiado para él”- me gire hacia mi hermano y escuche como en su mente rondaba la idea de hacerle un regalo a Alice por el buen talante que tenía con él. Le esboce una sonrisa rápida a Alice para que se quedara tranquila y nadie más lo percibió.
-“gracias, no sé qué haría sin ti” y comenzó a pensar en la noche anterior. Directamente desconecte no quería “ver” lo que había pasado y volví a mis pensamientos.
Jasper no había tenido la misma educación que nosotros. El solo había conseguido acabar con más de un aquelarre de neófitos en más de una ocasión. Después conoció a Alice y se enamoró. Desde entonces llevaban juntos.
Alice se levantó grácilmente y todo lo humanamente posible vacío su bandeja y se marchó.
claro que se ha fijado en los Cullen, como para no fijarse en mi Edward”- sabia de quien era esa voz. Jessica Stanley. La única chica que no había conseguido superar su amor por mí. Me gire para mirarla a ver si de una vez por todos mis ojos oscuros por el hambre conseguían que se olvidara de mí. Pero en vez de eso unos ojos marrones llamaron mi atención. Sabía que era la hija del Jefe Swan. Isabella Swan. O Bella como les había corregido a algunos. Me gire para advertirles a los otros con un susurro inaudible para los humanos que nos estaban observando.
-¡Perfecto!- se quejó Rosalie, que odiaba más que ninguno el tener que fingir. A ella le gustaba llamar la atención con su belleza. Pero Emmett ya estaba consolándola con frases de amor. Rosalie le había salvado de morir bajo un oso y le estaría eternamente agradecido por ello.
Preste atención a la voz de Jessica y a la voz mental de Bella pero no conseguí oír nada más que una leve presentación de los Cullen por parte de Jessica. Emmett me sacó del trance.
-¿ya ha conseguido asustar a la nueva?
-la verdad es que no lo sé, igual es porque no estoy familiarizado con la voz de ella pero de momento no ha dicho nada…espera-¿le acababa de decir que éramos guapos? Desde luego esa chica no estaba bien. Esboce una sonrisa. Entonces Jessica le puso al corriente de la relación entre Emmett y Rosalie y Alice y Jasper. Pensaba que era una aberración vivir todos juntos. ¡Que equivocada estaba!
-¿quién son los Cullen?- le pregunto bella- no parecen parientes…
Jessica le explico que Jaspe y Emmett eran hermanos y el resto éramos algo así como sobrinos de Esme. Se volvía a confundir. Notaba como durante toda la conversación Bella nos miraba. ¿Pero porque no era capaz de leer sus pensamientos? Acaso estaba perdiendo el don. No me contuve y la mire para saber si es que a lo mejor necesitaba contacto visual. No conseguía escuchar nada que no saliese por su boca.
Desvió la mirada de la mía pero se había interesado por mí y le empezó a preguntar a Jessica sobre mí mientras me miraba de refilón. Jessica le dijo que yo no me interesaba por ninguna chica del instituto. Gracias a dios que mantenía mis dientes lejos de sus cuellos. Me gire y esboce una sonrisa que capto la curiosidad de Emmett, se moría de ganas de saber que la había provocado pero la hora de la comida se había pasado y tenía clase de Biología.
Me dirigi lentamente hacia la clase. era el único que estaba solo en esa clase. No tendría que fingir que no sabía algo cuando en realidad ya había estudiado la carrera de Biólogo.
No me di cuenta de que esa clase sería diferente hasta que les vi entrar. Sería una clase interesante intentando probarme una y otra vez hasta conseguir sintonizar sus pensamientos. Sabía que no me sorprenderían después con sus asuntos humanos. Venia callada al lado de Ángela Weber. Pero la mente de Ángela era un hervidero de preguntas que no se atrevía a formular.
“¿Por qué habrá venido a Forks? ¿Será que su padre está mal? Cuanto lo siento por ella si es así. No seguro que es para hacerle compañía a su padre antes de irse a la universidad…” deje de vagar por su mente. Se separaron y Bella fue a entregar el comprobante de asistencia que todos los nuevos llevamos el primer día. Paso por delante del ventilador y todos mis músculos se tensaron frente a aquella fragancia tan dulce, tan embriagadora…podía sentir su sangre por mi garganta, mi traicionera mente ya había empezado a crear un plan para sacarla de la clase y llevármela a cualquier sitio alejado y entonces…entonces ella me miro y en sus ojos vi al animal que llevaba tantos años evitando. Me sentí asqueado por mis sentimientos ¿qué pensaría Carlisle? Tenía que evitar la tentación. Contuve la respiración. Fingiría respirar, pero la garganta me ardía por el olor de su cuerpo, deseaba sentir como se saciaba mi sed. Me obligaría una y otra vez a pensar en Carlisle. Pero bella me lo ponía muy difícil y vi como la sangre inundaba sus mejillas, esa dulce sangre, estuve tentado de levantarme y sorber hasta la última gota pero diecinueve testigos no eran buena idea y yo tenía claro que después de su sangre no querría nada más. Le vi tropezar y acercarse lentamente hasta sentarse. Di un salto en la silla y disimulando me aleje de ella. Lo noto y vi cómo se olía el pelo ocultándose, como si este fuera algo pestilente. Lo que se había planteado como una clase intentando descifrar su mente se convirtió en mi infierno. De pronto una visión paso por mi mente y no pude contener el aliento ante la sorpresa. Cuando volví a inspirar fue peor que la primera vez, mi garganta clamaba por su sangre. Pero recordar la visión que me había mandado Alice me calmaba en sumo grado. Bella había puesto una cortina entre los dos con su pelo, seguramente estaría aterrada pero ella al contrario que yo podía moverse. Llevaba toda la hora con los músculos tensos, los puños cerrados fuertemente y conteniendo la respiración toda lo que podía.
-“¡Edward no!”- me grito mi hermana en la mente pero ya era tarde, ya había saltado sobre el cuello de Bella y estaba bebiendo su sangre, su dulce sangre. Toda la clase vio mi acto y horrorizados empezaron a gritar, yo los mate uno por uno en menos de siete segundos.
Entonces como si tuviese un resorte en mi cuerpo salte cuando el timbre sonó. Tenía que alejarme de ella. Necesitaba sentir el aire de la calle para que mi cabeza pensara con claridad. Escuche los pensamientos de Alice. Me esperaba en el coche. Me dirigí hacia el aparcamiento. Tenía una hora para calmarme antes de que mis hermanos salieran.
-“oh Edward cuanto lo siento. No sabía qué hacer. No estaba del todo segura que mi visión no fuese a cambiar”- le escuche mientras me acercaba al coche.
- no pasa nada Alice-le dije. Ya tenía la cabeza más serena- todo está bien.
- no está bien. Veo que te vas aunque no está claro.
Estuvimos la hora que quedaba de clases hablando. Antes de abandonar Forks y mi familia debía intentar cambiar la hora de Biología. Si lo conseguía asunto resuelto. No me marcharía. Me encamine hacia la oficina. Cuando me lo proponía podía ser muy encantador.
En la oficina solo estaba la secretaria. Seria coser y cantar. Oía como el corazón se le iba a salir por la boca.
“oh dios mío otra vez el, cálmate es solo un chiquillo...podría ser tu hijo”- hola Edward ¿Qué puedo hacer por ti?
-veras quería que me excusaran de las clases de Biología-le dije con el mejor de mis tonos.
-lo siento son obligatorias para graduarse, ya sé que vienes de otro centro con un buen nivel pero aun así…”ya me gustaría complacerte”
-bueno y cambiar la hora sería posible- esperaba que funcionase, no me quería ir aun de Forks.
-lo siento Edward pero no es posible- me estaba empezando a enfadar. La puerta se abrió pero no entro nadie.
- no sería molestia para el profesor-“ya sabemos que eres bueno en este campo, pero igual se enfada si le meto sin su consentimiento”- por favor.
La puerta se volvió a abrir y una ráfaga cargada con su esencia me golpeo en la cara e inundo todo mi ser. Que fácil sería matar a la secretaria e ir a por el néctar de dioses que era su sangre. Me gire para mirar a mi presa, a mi Bella pero la reacción de pánico en su rostro me trajo de vuelta al mundo.
-bueno no importa. Ya veo que es imposible. Muchas gracias por su ayuda.- tenía que salir de ahí cuanto antes. Cuando pase por su lado ni la mire. No quería ver el rostro que me confirmaría que soy un monstruo.


Última edición por Edward Cullen. el Miér Abr 20, 2011 6:55 pm, editado 1 vez
avatar
Edward Cullen.

Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 19/04/2011
Edad : 28
Localización : españa

Ver perfil de usuario http://marta-fanficscrepusculo.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: fanfic sobre la historia real

Mensaje por Renesmee Cullen el Mar Abr 19, 2011 6:57 pm

oh! si me gusta esta muy buena la trama siguela! Wink
avatar
Renesmee Cullen

Mensajes : 37
Fecha de inscripción : 29/04/2010
Edad : 22
Localización : Chile!

Hoja de personaje
Raza :: Hibrido/a
Don: transmitir pensamientos atraves de las manos
Familia del personaje: los cullen

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: fanfic sobre la historia real

Mensaje por bella cullen @ el Mar Abr 19, 2011 7:03 pm

pues escribes muy bien espero que la continues pronto. realmente muy lindo !!!!!!!!

_________________


Spoiler:



avatar
bella cullen @
>-/♥Admin♥/-<

Mensajes : 629
Fecha de inscripción : 19/03/2010
Localización : argentina !!

Hoja de personaje
Raza :: Humano/a
Don:
Familia del personaje: swan y cullen

Ver perfil de usuario http://sagacrepusculo.foros-gratuitos.com

Volver arriba Ir abajo

Re: fanfic sobre la historia real

Mensaje por Renesmee Cullen el Miér Abr 20, 2011 6:19 pm

affraid es un monstruo xd ME GUSTA!! aunq no entendi la parte en q si mataba o no a bella??? nose me parecio raro xd


Siguela ^^
avatar
Renesmee Cullen

Mensajes : 37
Fecha de inscripción : 29/04/2010
Edad : 22
Localización : Chile!

Hoja de personaje
Raza :: Hibrido/a
Don: transmitir pensamientos atraves de las manos
Familia del personaje: los cullen

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: fanfic sobre la historia real

Mensaje por Edward Cullen. el Miér Abr 20, 2011 6:32 pm

esa parte era una vision de alice. gracias. ya estoy puesta con el cap 2. espero tenerlo esta noxe para colgarlo.
avatar
Edward Cullen.

Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 19/04/2011
Edad : 28
Localización : españa

Ver perfil de usuario http://marta-fanficscrepusculo.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: fanfic sobre la historia real

Mensaje por bella cullen @ el Miér Abr 20, 2011 6:33 pm

ohhh pobre edward se debate en lo que y en lo que quiere ser !!!!! que bien q vas marta ontinua !!!

_________________


Spoiler:



avatar
bella cullen @
>-/♥Admin♥/-<

Mensajes : 629
Fecha de inscripción : 19/03/2010
Localización : argentina !!

Hoja de personaje
Raza :: Humano/a
Don:
Familia del personaje: swan y cullen

Ver perfil de usuario http://sagacrepusculo.foros-gratuitos.com

Volver arriba Ir abajo

Re: fanfic sobre la historia real

Mensaje por Leah cleahwater el Jue Abr 21, 2011 1:21 pm

Dios Mio ¡¡¡ es el mejor Fancisc
avatar
Leah cleahwater

Mensajes : 29
Fecha de inscripción : 19/04/2011
Edad : 21
Localización : En la reserva o por ahi

Hoja de personaje
Raza :: Licantropo
Don: Telepatia lobuna e himnotizar con solo mirar a alguien
Familia del personaje: Cleahwater y Black

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: fanfic sobre la historia real

Mensaje por Edward Cullen. el Jue Abr 21, 2011 1:23 pm

pues espera el segundo capitulo que llevo dos dias escribiendolo y aun no lo e acabado. a ver si oy me da tiempo a colgarlo entero.
avatar
Edward Cullen.

Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 19/04/2011
Edad : 28
Localización : españa

Ver perfil de usuario http://marta-fanficscrepusculo.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: fanfic sobre la historia real

Mensaje por Edward Cullen. el Jue Abr 21, 2011 5:35 pm

2º capitulo: decisiones
Iba camino de Denali, cuando deje ayer a mis hermanos con mi coche solo Alice sabía lo que pasaba. Un gran gesto por su parte la verdad.
Me había visto salir de la oficina y moverme inusualmente rápido para estar en público pero yo solo había captado la mente de un muchacho y sabía que en esos momentos estaba más concentrado en buscar las llaves de casa que en prestarme atención a mí, así que no me importo caminar a un paso poco corriente. Mis hermanos ya estaban dentro del coche y Emmett fue el único que me hablo.
-valla cara de pocos amigos- la mirada que le lance le fulmino por completo-“¿Qué mosca te ha picado?”
“cuando llegamos me va a oír, como se atreve a mirarle así”- pensaba Rosalie- “te vas a enterar Edward”
-¿te vas verdad? Lo he visto
-sí, creo que sí. Pero si lo has visto eso significa que sí.
No sabía dónde dirigirme y la verdad es que una vez pensado sería mejor ir a Denali, por lo menos alguien me controlaría un poco. Estábamos llegando a casa asique estime que era el momento de despedirme. No quería tener que hacerlo de Esme, la cual consideraba como una madre y ella nos consideraba sus hijos a nosotros. Era injusto hacerla sufrir.
-Jaspe, es el momento de que pruebes mi coche. Cuídamelo.
-eso está hecho “te paso lo que te pase quédate, no puede ser peor que lo yo”-le esboce una sonrisa, aunque no tena ganas de hacerlo y eche a correr. No quería más despedidas.
Cuando llegue a la recepción del hospital mi padre ya me estaba esperando. Carlisle no era mi padre biológico pero fue el que me transformo en lo que soy. Yo le quiero como un padre pues durante los casi cien años que tengo de vampiro fue el que me enseño todo.
“dios mío si el padre es guapo el hijo no es menos. Igual podría conseguir su teléfono para mi hija “pensó la recepcionista pero yo no estaba para rechazar a nadie en plan caballero.
-Alice me llamo preocupada. Vamos a mi despacho- y Carlisle me guio. No entendía como un vampiro podía estar rodeado de sangre y no volverse loco. Yo le había ayudado en más de una ocasión pero ante la sangre tenía que salir corriendo para no beber hasta la última gota.
- supuse que lo haría. Entonces ya sabes por qué estoy aquí
-quisiera oírlo de tu boca. Cuéntame
Estuve más de media hora contándole lo ocurrido. Intentando hacerle ver lo que esa humana era para mí. Apoyaba la idea de irme aunque le hacía infeliz, pero como siempre confiaba en mis decisiones eran las acertadas. Me entrego las llaves de su coche y me hizo jurar que les llamaría para que supieran que estaba bien. Y aquí me encuentro a menos de dos horas del aquelarre de Denali que eran como nuestros primos y también abrazaban nuestra dieta vegetariana. Sabía que para Tanya seria difícil tenerme allí pues esperaba que un día yo fuese su compañero. Pero ella no me atraía en absoluto. El aquelarre estaba formado por Eleazar y Carmen y las tres hermanas: Tanya, Irina y Kate con su compañero Garrett.
Ya tenía un plan, les saludaría y me iría al parque nacional, por lo menos estaría solo y controlado en alguna parte para que no cometiese una locura. Cuando llegue todos apoyaron mi decisión de estar solo.
Los cinco días que les siguieron solo me vieron un par de veces cuando iba a cargar el móvil para llamar a Carlisle. Esme estaba enfadada conmigo por no haberme despedido de ella pero tenía toda la eternidad para perdonarme. Entonces una voz en mi cabeza me saco de mis “sueños” con aquella cara, esos ojos marrones, con esa mente muda…y cuando me quise dar cuenta Tanya me había sepultado bajo dos metros de nieve. Me escape de aquella trampa natural y me reí. Hacía días que no reía y me hizo bien.
-me parece que no es mi día- le dije y me puso cara de incrédula.
“Sí que está mal este muchacho ¿qué le habrá pasado en Forks?” no quise responderle a esa pregunta mental pero para mi desgracia me la formulo en voz alta.
-¿me vas a contar que te ha pasado en Forks? porque llevas aquí casi una semana y no has dicho nada.
- he encontrado a una humana que su aroma era…no sé cómo describírtelo, lo mejor que he olido en toda mi existencia.
-ya lo había oído eso en una ocasión. A Emmett también le paso en un par de ocasiones. Me lo conto un día mientras nos dirigíamos a por un oso. Pero nunca pensé que tú huirías sin luchar.
-¿Qué me estás diciendo que vuelva y luche contra su olor?
-ves como cuando quieres puedes usar la cabeza “aunque no me quieras a mi”
-sí que te quiero pero como a mi familia- sabía que no le sería bastante ese amor pero era como yo le veía- no puedo enfrentarme otra vez a su olor es muy fuerte.
- sí que puedes. O vas a huir toda la existencia con cada problema. No es más que una humana. Que no te separe de tu familia Edward. Me marcho para dejarte con tus pensamientos solo bien a ver como estabas. Por si no te vuelvo a ver cuídate y dale recuerdos al aquelarre de mi parte.
Tanya tenía razón. Una humana no me separaría de mi familia. El lunes estaría en clase sin falta. Intentaría descifra su mente para entretener y no pensar en su sangre. Carlisle apoyaría mis decisiones. Siempre lo hacía.
Cuando llegue el domingo Alice ya me estaba esperando en el garaje.
-te he echado mucho de menos- tenía razón, podía ver las imágenes de Esme triste y ella diciéndole que volvería algún día. Entonces las imágenes cambiaron y vi a Bella en el bosque. Su piel era blanca y sus ojos poseían ese tono tan característico de los Cullen. Y la imagen volvió a cambiar. Ahora estaba en mis brazos, fría, sin vida. Volvió a cambiar la imagen. Bella rodeada por sus amigos frente al altar.
-perdona Edward. Es la primera vez que veo esto- estaba intentando consolarme.
-no pasa nada hermanita. Imagino que son las únicas opciones que tengo a fin de cuentas. Están todos reunidos ¿no?
-sí. Nos esperan en el comedor “Rosalie está muy enfadada. No le parece bien exponer a la familia”- asentí con la cabeza y nos encaminamos hacia la mesa en la que estaban todos sentados. No la usábamos más que para reuniones y a Emmett le encantaba pues la compramos cuando él como neófito destruyo la antigua. La consideraba tan antigua como él.
-nos estas poniendo a todos en peligro “estás loco, al final te equivocaras y nos tendremos que marchar de aquí para no volver jamás”- me recriminaba Rosalie. El resto estaban más contentos por mi regreso que por el problema que eso acarreaba.
- bueno es hora de escuchar a Edward- dijo Carlisle- si ha regresado será para explicarse.
- voy a intentar estar aquí con vosotros, luchare por soportar el olor, sé que puedo. A todos nos gusta Forks porque tenemos libertad para movernos por el día. Si en algún momento noto que mis instintos van a ser más fuertes me marchare. No les expondré.
-veo que tienes todo pensado- me contesto Esme- pero si tú te vas nosotros también. Somos tu familia Edward- no me quería perder otra vez-pero tendremos que votarlo.
Todos se pusieron a pensar en que votar. Carlisle fue el primero en hablar.
-intentémoslo. Nunca nos ha fallado- eso no era verdad. Durante unos años me dedique a matar a violadores y asesinos- vosotros estaréis cerca de el en el instituto y Alice podrá verlo cuando tome la decisión.
-cariño, ya sabes que yo confió en ti como tu padre “tu puedes”
-estoy de acuerdo con Esme- Emmett sabía que tendría que lidiar después con Rosalie- y si no te controlas una lucha con los Quileutes será divertida.
-¿os estáis escuchando? Nunca podremos volver aquí- Rosalie siempre tan negativa- yo digo que no debería volver a clase. Nos podemos inventar una enfermedad. Ya recuperara.
-Rose lo veré venir tranquila “más te vale no morder a esa humana” démosle una oportunidad.
Jasper no hablo en voz alta pero su cara lo decía todo. No quería opinar. Solo yo sabía la lucha interna de su mente.
-entonces lo intentare.
La mañana del lunes se me estaba pasando rápida. Nada más sentarnos en la mesa de la cafetería la vi entrar. Agache la vista y me dedique a escuchar su mente. Pero una vez más solo escuche silencio. Mike Newton estaba preocupado por Bella. Era la única que no llevaba comida. ¿Iba a tomarse solo un zumo en todo el día? Confirmado. Estaba mal de la cabeza. Alice nos previno.
-nos va a mirar Bella. Finjan.
Todos nos echamos a reír cuando Alice y Rosalie tuvieron que apartarse de Emmett que se sacudía el pelo mojado por la nieve. Instintivamente levante la cabeza para mirarla. Me perdí en aquellos ojos marrones. Pero la voz de Jessica me saco del atolondramiento.
-Edward Cullen te está mirando “¿qué le vera a Bella?, no es nada del otro mundo”- quise correr y sacarla de las zarpas de Jessica. Pero entonces Bella le dijo que yo no estaba agradado con ella. Cuanto se confundía. Ella me agradaba hasta el punto de ser la única que me había separado de mi familia. No podía dejar de mirarla aunque al parecer ella solo tenía ojos para sus amigos. La hora de la comida había llegado a su fin.
Vi cómo se iba con Mike hacia clase ¿le gustaría Mike? Me parecía una chica demasiado pesado para mi Bella. Se le causaba el menor daño…mis hermanos se despidieron de mí y me recordaron que estarían alerta. Me propuse conocer mejor a Bella.
Inspire todo el aire que mis pulmones me permitieron y entre. Sabía que esta clase podía aguantar su aroma pero también que tendría que hablar y eso iba a provocarme un gran dolor de garganta por la sed de su sangre. Pase por detrás de Bella y vi como estaba dibujando unos círculos ¿le gustaría dibujar? Arrastre la silla pues a los humanos no sé muy bien porque les gusta el ruido y me senté lo más lejos posible de ella.
-hola-era todo lo que se me ocurrió. Levanto la vista y sus ojos me dijeron que no se lo esperaba. Sonreí intentando ocultar mis dientes.
-me llamo Edward Cullen. No tuve oportunidad de presentarme la semana pasada. Tú debes de ser Bella Swan- esperaba que se creyera la pequeña mentira. Sus ojos mostraban incredulidad.
-¿Cómo sabes mi nombre?- tartamudeo. Estaba tan hermosa. No pude evitarlo y me reí.
-creo que todo el mundo sabe tu nombre. El pueblo entero te esperaba- sabía que había llegado el momento de volver a coger aire y eso me iba a doler. Lo hice rápidamente y sin pensar. Su olor nublo mi mente y el monstruo de mi interior empujo por salir.
-no, no m me refería a que me llamaste Bella- esa frase me devolvió a la realidad. Estaba confundido. ¿No les había corregido a todo el mundo?
-¿prefieres Isabella?- me ardía la garganta pero la curiosidad era más fuerte. ¿Que estaría pensando? Parecía sorprendida. Memorice todas sus expresiones. Quería entenderla.
-no, me gusta Bella- dudo un momento- pero creo que Charlie, quiero decir, mi padre, debe de llamarme Isabella a mis espaldas, porque todos me llaman Isabella- estaba indignada.
-oh- fuer lo único que articule y gracias a dios la clase empezar. La práctica de hoy sería fácil. Solo teníamos que identificar las fases de la mitosis de la punta de una raíz de una cebolla. Esto me daría la excusa perfecta para intentar conocerla un poco mejor
-¿las damas primero, compañera?- me miro como una tonta. ¿Qué significaba eso? Sonreí ante la idea de parecer tonto y no saber qué contestarle cuando viese la diapositiva. Me puse serio
- puedo empezar yo si lo deseas- empezaba la actuación del tonto.
-no-¿Por qué se sonrojaba ahora? ¿No se creía capaz de hacerlo?-yo lo hago
Miro por el microscopio y lo ajusto
-profase- no podía ser. Seguro que se había equivocado. No quería que sacara mala nota por hacerme el tonto.
-¿te importa si miro?- le agarre la mano. Gran fallo. Sentí como una corriente caliente bañaba la zona. Retiro la mano de inmediato. Seguro que se había asustado al contacto frio de mi piel. ¿Pero que estaba pensando al tocarla?
- lo siento-agarre el microscopio y fingí mirar por él aunque yo no lo necesitase. Me sorprendí al ver que no se había equivocado con la respuesta.
-profase- le dije y empecé a escribirlo en la hoja de trabajo. Cambie a la segunda diapositiva. Seguro que en esta se equivocaba. Fingí mirarla.
-anafase- no le di opción a mirar y lo escribí en la hoja. No quería que suspendiera.
-¿puedo?- sin mirarla empuje el microscopio y sonreí. Solo le hecho una rápida mirada y se enfadó ¿pero qué le había enfadado? ¿Acaso esperaba que me confundiera yo?
-¿me pasas la numero tres?- le mire y se la pase sin rozarle la piel. Seguro que esta vez sí se confundiría.
- Interfase- cogí el microscopio incrédulo. No se había equivocado. Lo apunte en la hoja. Habíamos terminado los primeros. Me puse a mirarla intentando oír sus pensamientos ahora que ya conocía un poco más su voz. Entonces me di cuenta de que era la humana más frágil que había visto jamás y que nada en ella me desagradaba. Me miro un segundo. Sus ojos tenían una pregunta.
-¿acabas de ponerte lentillas?- esa pregunta me pillo con la guardia baja. Evidentemente se había percatado. El primer día que nos vimos mis ojos eran negros por el hambre. Ahora en cambio tenían los tenia color ámbar.
-no- expulse todo el aire con ese monosílabo y tuve que volver a inhalar. Mi garganta me quemaba como el fuego pero me obligue a seguir respirando. Tenía que aprender a controlar mis instintos pues aún tenía un trimestre muy largo por delante.
-valla-no me creyó- te veo los ojos distintos.
El olor de su sangre me estaba volviendo a nublar la mente. Inconscientemente apreté los puños y contuve la respiración. Tenía tiempo para acostumbrarme a su olor. No tenía por qué hacerlo de golpe. El señor Banner estaba ya en la mesa mirando nuestro ejercicio.
“¿porque no le habrá dejado hacer el trabajo? ¿Tan difícil es que deje aprender a su compañera?”
-En fin Edward ¿no crees que deberías dejar que Isabella también mirase por el microscopio?
-Bella- no te vuelvas a equivocar humano- en realidad ella identifico tres de las cinco diapositivas.
Se quedó sorprendido pero su mente ya había trazado la manera de demostrar que él era el profesor, el que lo sabía todo y nosotros los incultos.
-¿has hecho antes esta práctica de laboratorio?
- con la raíz de una cebolla no- le respondió sonriendo.
-¿con la blástula de pescado blanco? “eso lo explicaría todo”
- si
-¿estabas en un curso avanzado en Phoenix? “¡valla dos cerebrines en mi clase!”
-sí.
-bueno- dijo después de una pausa- supongo que es bueno que los dos seáis compañeros de laboratorio.
Se alejó murmurando que a lo mejor debía separarnos. ¿Separarnos? Estaba mal si pensaba que le dejaría. Necesitaba pensar en otra cosa. Como aún quedaba algo de clase mataría el tiempo conociendo mejor a Bella, de paso dejaría de pensar en su cuello.
-una lástima lo de la nieve ¿no?- menudo tópico. Por lo menos sabría si le gustaba el frio.
- en realidad no- parecía sincera pero sus ojos me decían que no estaba del todo a gusto conmigo.
-a ti no te gusta el frio- lo memorice. Nada de frio para mi Bella.
-tampoco la humedad-¿qué hacía entonces en Forks? ¿Tendría razón Ángela?
-para ti debe ser difícil vivir en Forks- tenía que saber porque estaba aquí.
-ni te lo imaginas-me susurro
No podía aguantar más la sed pero la sacie con una pregunta
-en tal caso ¿Por qué viniste aquí?- le había sorprendido ¿pero porque?
- es muy complicado
-creo que te podré seguir-tenía toda la eternidad para entenderlo. Hizo una larga pausa y me miro a los ojos. Me quede absorto en esos dos círculos marrones ¡eran tan expresivos! Y ahora reflejaban tristeza
-mi madre se ha casado- por eso estaba triste.
-no me parece tan complicado- quería consolarla-¿Cuándo ha sucedido eso?
-el pasado septiembre-claro aún estaba muy reciente
-pero él no te gusta-seguro que era eso lo que más le apenaba.
-No, Phil es un buen tipo. Demasiado joven, quizás, pero amable- rompió todos mis esquemas ¿Por qué no simplemente podía ser como cualquier humana? Inhale aire de nuevo pero mi garganta me ardía y las tripas me rugieron.
-¿Por qué no te quedaste con ellos?-¿acaso su madre le había echado para disfrutar de su matrimonio?
-Phil viaja mucho. Es jugador de beisbol profesional- repase todos los equipos mentalmente. Pero no había ningún Phil.
-debería sonarme su nombre-igual era una reciente incorporación
-probablemente no. No juega muy bien. Solo compite en la liga menor, pasa mucho tiempo fuera.
-y tu madre te envió para poder viajar con el- por eso había venido. Misterio resuelto.
-no, no me envió aquí. Fue cosa mía.
-no lo entiendo- mes estaba empezando a ser difícil entender aquella mente. Suspiro. Pero no me lo explicaba. Quise cogerla por los hombros y zarandearle para que hablase.
-al principio mama se quedaba conmigo, pero le echaba de menos. La separación la hacía desdichada, por lo que decidí que había llegado el momento de venir con Charlie.
Asique eso era. No quería su felicidad si no la de su madre
-pero ahora tu eres desgraciada
-¿y?-¿es que acaso no le importaba?
-no parece demasiado justo- claro que no era justo. Ella solo era una pobre humana.
-¿es que no te lo ha dicho nadie? La vida no es justa.
Bueno en todos mis años creo que lo había oído unas mil veces quizás dos mil.
-creo haberlo oído antes- admití.
-bueno eso es todo- pero sus ojos me bombardeaban a preguntas. No quiera terminar de hablar con ella, me fascinaba y no podía dejar de mirar sus ojos que eran los únicos que me decían lo que pensaba.
-das el pego-no me había dado cuenta de que con esa frase soltaba todas las reservas de aire, inspire su aroma y me concentre en controlar al monstruo- pero apostaría a que sufres más de lo que aparentas.
Se enfadó. Me di cuenta por la arruguita que le salió entre las cejas. Se había girado
-¿me equivoco?- estaba tan guapa enfada…me estaba ignorando-creo que no
-¿y a tu que te importa?- se había enfadado de verdad y seguía con la vista al profesor que pasaba de una mesa a otra corrigiendo los ejercicios.
-muy buena pregunta- pero en vez de contestarme suspiro con el ceño fruncido
-¿te molesto?- seguro que estaba molesta conmigo.me miro y me contesto sin pensarlo dos veces
-no exactamente. Estoy más molesta conmigo. Es fácil ver lo que pienso. Mi madre me dice que soy como un libro abierto.
- nada de eso, me cuesta leerte el pensamiento-¡oh no! Había metido la pata diciéndole eso ¿porque una parte de mi ser quería protegerla y no mentirle? No conseguía averiguarlo.
-ah, será que eres un buen lector de mente.
El mal ya estaba hecho que más daba ya confiarle el secreto, esperando que no se lo tomase en serio le sonreí.
-por lo general sí.
En ese momento el profesor Banner nos llamó al orden. La hora se me estaba haciendo eterna. Parecía que nunca saldría de allí. Volví a inhalar su esencia y tuve que agarrarme a la mesa para no saltar a su yugular. Tenía la mente nublada y la garganta ardiendo.
Cuando por fin el timbre sonó Salí de la clase a toda velocidad humana. Escuche como Mike estaba enfadado por nuestra conversación. Deseaba que no me fijara en Bella. Deseaba ser él quien estuviese en el laboratorio con ella. Me contuve de volver y arrancarle la cabeza.
Cuando llegue al aparcamiento mis hermanos aún no habían salido así que me apoye en la puerta de mi volvo a esperarlos. Bella había arrancado la furgoneta y salió demasiado rápido. Casi golpeo al coche de atrás. Sus ojos mostraron frustración y me eche a reír al pensar que era una humana muy torpe. Pero mis hermanos habían llegado al coche y me miraban escépticos. Atreves de la mente de Rosalie vi mi imagen ahí apoyado. Mis ojos brillaban como nunca y me di cuenta de que estaba enamorado de Bella. Pero ella no me merecía asique no le daría opción a que se fijara en mí. Esa era mi decisión.
avatar
Edward Cullen.

Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 19/04/2011
Edad : 28
Localización : españa

Ver perfil de usuario http://marta-fanficscrepusculo.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: fanfic sobre la historia real

Mensaje por Renesmee Cullen el Jue Abr 21, 2011 6:58 pm

awww!!! se enamoro de Bella...... wtf?? tan rapido Shocked
avatar
Renesmee Cullen

Mensajes : 37
Fecha de inscripción : 29/04/2010
Edad : 22
Localización : Chile!

Hoja de personaje
Raza :: Hibrido/a
Don: transmitir pensamientos atraves de las manos
Familia del personaje: los cullen

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: fanfic sobre la historia real

Mensaje por Edward Cullen. el Jue Abr 21, 2011 7:19 pm

claro. en el siguiente capitulo veras xk se enamoro tan rapido de bella.
avatar
Edward Cullen.

Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 19/04/2011
Edad : 28
Localización : españa

Ver perfil de usuario http://marta-fanficscrepusculo.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: fanfic sobre la historia real

Mensaje por Leah cleahwater el Vie Abr 22, 2011 6:56 am

I M P R E C I O N A N T E¡¡¡¡ siguela por favor
avatar
Leah cleahwater

Mensajes : 29
Fecha de inscripción : 19/04/2011
Edad : 21
Localización : En la reserva o por ahi

Hoja de personaje
Raza :: Licantropo
Don: Telepatia lobuna e himnotizar con solo mirar a alguien
Familia del personaje: Cleahwater y Black

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: fanfic sobre la historia real

Mensaje por Edward Cullen. el Vie Abr 22, 2011 12:15 pm

3er capitulo: el error
Había estado nevando parte de la noche. Yo estaba abajo tocando el piano. Me gustaba componer en las noches cuando todos estaban enfrascados en sus relaciones de pareja. Pero unos aplausos me sacaron de mi nueva obra.
-oh, Edward- era Esme- hacia tanto que no componías.
Llevaba muchísimos años sin hacer una nueva obra aunque algunas circulaban por ahí y yo obtenía derechos de autor bajo un nombre falso. Me reportaban algo de dinero. Esme se había sentado a mi lado.
-hoy cuando has vuelto del instituto estabas muy callado y ahora te pones a componer. Se te ve feliz. He hablado con tu padre y los dos coincidimos en que te pasa algo.
-no es nada- como le iba a explicar que me había enamorado de una humana- es solo que me apetecía componer.
-cariño te conozco bien. No me intentes engañar. Pero que si no me lo quieres contar no pasa nada. Esperare. Por cierto ¿qué nombre le vas a poner?
-dulces sueños…es…una nana- ¿Cómo no me había dado cuenta de que estaba componiendo para Bella?
-¿te importa que llame a Carlisle? Creo que él también tendría que estar presente en esta conversación.
¿A qué se refería con eso? Intente ver lo que pensaba pero ella estaba con la sinfonía que le compuse hace tantos años. Resignado asentí.
-ahora que estamos los tres te voy a formular una serie de preguntas. Si quieres me las respondes y te voy a pedir que no nos leas el pensamiento hasta que acabemos ¿de acuerdo?
- intentare bloquearlos-¿qué quería demostrar? Carlisle tampoco sabía de qué iba todo esto. Pero confiaba en ella.
-¿podrías contarnos lo que ha pasado hoy en clase?
Eso era fácil. Le conté todo lo que había hecho, visto e iodo. Ella me interrumpía de vez en cuando con preguntas del estilo ¿Cómo te a echo sentir eso? ¿Qué has hecho? Cuando termine Esme le lanzo una mirada a Carlisle. Me estaba costando no escucharle los pensamientos.
-Edward- comenzó Carlisle- no me lo esperaba. ¿Te has dado cuenta de que te has enamorado? Sientes celos, la ves perfecta y no quieres dañarla. Reprimes lo que sientes frente a su olor. No creí que los de nuestra especie fueran capaces de enamorarse de una manera humana pero tú lo has hecho.
- pero ella no puede corresponderme. Míranos. Somos como piedras, duras y frías. Somos asesinos por naturaleza. Estamos malditos. No tenemos alma
-te has enamorado de una humana eso solo demuestra que seguimos teniendo la esencia humana. Por tanto sí que tenemos alma- Esme tenía razón pero yo no quería creerlo. Hacía muchos años que yo no me sentía humano. Casi ni lo recuerdo-ahora más que nunca nos damos cuenta que no le vas a hacer daño.
No podía soportar todas esas verdades. Salí de la casa a toda velocidad. No somos humanos. Somos unos monstruos y cuando Bella se diera cuenta huiría como todos los humanos. Estaba empezando a amanecer y llevaba las ropas empapadas por la nieve aunque yo no sintiese frio tendría que cambiarme para ir a clase. Cuando me subí en el volvo con mis hermanos ninguno dijo nada pero pude ver que Esme ya les había contado que habíamos tenido una discusión y les había pedido que me trataran bien porque estaba sensible. Todos se habían enfrascado en sus pensamientos y prefería dejarles algo de intimidad mientras me fuese posible. Había conducido demasiado rápido y llegamos demasiado pronto al aparcamiento del instituto. Nos quedamos apoyados en el coche para hacer tiempo. A lo lejos oí el motor de la camioneta y me prepare. Cuando paso por nuestro lado sus ojos volvían a tener una suma muy grande de preguntas pero aparco en el otro lado del parking y agarrándose al coche para no caerse por el hielo en el suelo miro incrédula las ruedas traseras del vehículo. Charlie debía de haberle puesto las cadenas y ella no lo sabía.
Entonces Alice tuvo una visión pero yo no me quede a verla y corrí todo el aparcamiento para quitar a Bella de la trayectoria de la furgoneta de Tyler. Escuche como los automóviles chocaban y como Bella se golpeaba contra el asfalto a causa de mi empujón. Pero como si fuéramos un imán la furgoneta se volvía a dirijirse hacia nosotros.
-¡mierda!- estire los brazos y la chapa se dobló como un papel y la levante unos centímetros pero las piernas de Bella se habían colado no sé cómo debajo. Con un rápido movimiento se las retire y solté la furgoneta. Se reventaron todos los cristales. Entonces como si nos acabáramos de escapar de una habitación insonorizada empezaron los gritos. Nos habíamos quedado entre la furgoneta y un coche marrón y no podían vernos.
-¿Bella? ¿Cómo estás?
-estoy bien- su voz sonaba débil. Pero intento levantarse y la empuje.
-ve con cuidado- rece porque no sangrara porque en esos momentos no sabía si podría controlarme- creo que te has dado un buen porrazo en la cabeza.
-¡ay!- exclamo con cara de dolor pero gracias a dios no sangraba.
-tal y como pensaba…-esboce mi mejor sonrisa y me miro con cara de duda.
-¿Cómo demo…?-estaba pensando, malo-¿cómo llegaste aquí tan rápido?
-estaba a tu lado Bella- tenía que mentirle por mi familia aunque eso me doliera. Confiaba que con el golpe me creyera. Me di cuenta que el monstruo de mi interior me había acercado demasiado a su cuerpo asique me retire y le deje que se sentara.
-quédate ahí por ahora.
-pero hace frio- se quejó como una niña pequeña y no me controle la sonrisa- estabas allí lejos- me puse serio- te encontrabas en tu coche.
-no, no es cierto- tenía que hacerla entrar en razón o si no tendríamos que irnos o peor aún…eliminarla. No quería que eso ocurriera por mi mala cabeza.
-te vi.
A nuestro alrededor reinaba el caos pero aun había tiempo para convencerla.
-Bella, estaba contigo, a tu lado y te quite de en medio- llevaba demasiado rato cerca de ella y mis instintos frente a su aroma estaban a punto de hacerme cometer una locura.
-no- me estaba retando
-por favor Bella
-¿Por qué?- eso mismo pensaba yo ¿Por qué no era capaz de convencerla?
-confía en mi- le roge. Solo quería que nos sacaran de allí. Con cada segundo mi mente se nublaba un poco más y mi garganta aullaba por su sangre.
-¿prometes explicármelo después?
- muy bien- si esa era la forma para que dejase el tema…le mentiría.
-muy bien- me repitió.
Por fin nos iban a sacar de allí y ahora tendría que convencer a un técnico medico en que estaba bien y que mi padre me exploraría en el hospital. Pero aun así me hizo acompañarles en la ambulancia.
Por primera vez desde que eche a correr oí las voces de mis hermanos en mi cabeza. Rosalie estaba que echaba chispas y Jaspe quería que nos fuésemos del pueblo. Emmett y Alice miraban preocupados a Bella. Los ignore y oí la mente del jefe Swan.
“no va a volver a coger un coche en toda su existencia. Pienso meterle un buen puro a Tyler”
Nos escoltaron hasta el hospital y busque a Carlisle. Tenía que reconocer a Bella cuanto antes y además tenía que contarle lo ocurrido para que me aconsejara que hacer. Para mi consuelo Carlisle confiaba en que mañana ya no se acordaría de nada. La placa estaba limpia y solo le saldría un buen chichón. Cuando entramos en la sala Tyler estaba pensando como compensarnos por el accidente y Bella fingía dormir. Me imagine que lo hacía para huir de las disculpas de él.
-¿estará durmiendo?- me pregunto Carlisle pero Bella abrí los ojos y me miro. Me sentí el hombre más feliz del mundo.
-oye, Edward, lo siento mucho…-empezó Tyler pero le levante la mano
-no hay disculpa sin sangre-le esboce una sonrisa y me senté en su cama “otra reacción humana” me dijo Carlisle. Y sonreía a Bella.
-bueno ¿Cuál es el diagnostico?
-no me pasa nada pero no me dejan irme-protesto-¿Por qué no te han atado a una camilla como a nosotros?
-tengo enchufe- le dije mirando a Carlisle- pero tranquila voy a liberarte.
-bueno señorita Swan-empezó mi padre-¿cómo se encuentra?
-estoy bien- le contesto mientras Carlisle miraba la radiografía.
-las radiografías son buenas ¿le duele la cabeza? Edward me ha dicho que se dio un golpe bastante fuerte.
-estoy bien- y me lanzo una mirada asesina pero me daba igual porque ella estaba bien. Carlisle empezó a palparle la cabeza y le hizo daño donde se había golpeado.
-¿le duele?
-no mucho- me reí y me volvió a asesinar con la mirada “no le provoques Edward”
- de acuerdo su padre se encuentra en la sala de espera. Se puede ir a casa con él, pero debe regresar rápidamente si siente mareos o algún trastorno en la visión.
-¿no puedo ir a la escuela?- estaba preocupada
- hoy debería tomarse las cosas con calma- entonces Bella me miro enfadada. Me encantaba verle así. Se ponía muy guapa.
-¿puede el ir a la escuela?
-alguien tiene que darles la buena nueva de que hemos sobrevivido- aunque no me apetecía enfrentarme con mis hermanos aun.
- en realidad- me corrigió mi padre- parece que la mayoría de los estudiantes están en la sala de espera.
-¡oh no!- se ruborizo y cubro su rostro con sus manos. Le daba vergüenza.
-¿quiere quedarse aquí?- pregunto mi padre sorprendido
-¡no, no!-apresuro a decir pero se levantó demasiado rápido y se tambaleo. Mi padre le sujeto.
- estoy bien- se había vuelto a ruborizar de vergüenza
-tome unas pastillas de Tylenol contra el dolor
-no me duele mucho
-parece que ha tenido mucha suerte- le dijo sonriendo.
- la suerte fue que Edward estuviera a mi lado- estaba enfadada conmigo y sus ojos buscaban respuestas. Mi padre se marchó a atender a Tyler “averigua que es lo que sabe. Te espero en mi despacho” pero ella ya me estaba hablando.
-¿puedo hablar un momento contigo?
- tu padre te espera- le dije entre dientes. No quería tener que mentirle.
-quiero hablar contigo solos, si no te importa.
Salí todo lo rápido que pude hacia el corredor y me puse serio.
-¿Qué quieres?
-me debes una explicación-¿Por qué no podía dejarlo correr?
- te salve la vida, no te debo nada
- me lo prometiste- no Bella no juegues esa baza. Me estaba costando no decirle la verdad pero una vez más le mentí.
-Bella te diste un fuerte golpe en la cabeza, no sabes lo que hablas- le mire muy enfadado para que lo dejara.
-no me pasa nada en la cabeza- y yo estaba contento por ello pero no podía permitirle que se enterara de lo que éramos o seria su fin.
-¿Qué quieres Bella?- le insistí
-quiero saber la verdad- estaba enfadada y me lo hacía saber con el tono de su voz- quiero saber porque miento por ti
-¿Qué crees que paso?- así podía debatir sus argumentos y convencer a su simple cerebro humano.
-todo lo que sé es que no estabas cerca de mí – hablaba muy rápido- en absoluto y Tyler tampoco te vio, de modo que no vengas con eso de que me he dado un golpe muy fuerte en la cabeza. La furgoneta iba a matarnos, pero no lo hizo. Tus manos dejaron abolladuras tanto en la carrocería de la furgoneta como en el coche marrón, pero has salido ileso. Y luego la sujetaste cuando me iba a aplastar las piernas…
Recordaba todo. ¿Pero cómo era capaz? Su mente tendría que estar bloqueada por el shock. Estaba roja de la rabia unas lágrimas salieron de sus ojos. No quería verla llorar. Pero seguir con el papel de tratarla como una loca era la única opción.
-¿crees que aparte a pulso una furgoneta?- apretó la mandíbula y asintió- nadie te va a creer, ya lo sabes.
-no se lo voy a decir a nadie. Me cogió con la guardia baja. Acaso decía la verdad.
-entonces ¿Qué importa?
- me importa a mí. No me gusta mentir, por eso quiero tener un buen motivo para hacerlo.
-¿es que no me lo puedes agradecer y punto?
-gracias- estaba tan enfadada como yo
-no lo vas a dejar correr ¿no?
-no
- en tal caso…espero que disfrutes la decepción.
Nos miramos enfadados pero su mente ya estaba preparando la siguiente pregunta
-¿Por qué te molestaste en salvarme?
Porque te amo. No. Esa no era una buena respuesta. Me puse triste al pensar que no me podría amar como yo le amaba.
-no lo sé- no aguantaba más su interrogatorio. El olor a hospital conseguí enmascarar en cierto modo su aroma pero aun así mi garganta ardía. Espere a Carlisle en su despacho y le conté la conversación.
-no dirá nada Edward. Estoy seguro. Podemos confiar en ella y aunque lo haga nadie le creeré por el golpe.
- lo sé. Necesito pensar y no quiero enfrentarme a la familia. Volver pronto.
-de acuerdo te excusare en casa pero no te retrases ¿de acuerdo? Te vamos a apoyar.
Salí hacia el bosque y corrí todo lo rápido que pude, llegue a Seattle y deje que mi mente me llevara donde quisiera. Estaba mirando la casa de los Swan. Bueno ya que estoy aquí por una rápida mirada para saber cómo estaba no hace daño a nadie. Probé en una ventana y descubrí su cuerpo bajo las sabanas. Su rostro reflejaba paz. Me cole en la habitación y entonces ella me llamo. ¿Me habría visto? Me acerque un poco más pero ella estaba soñando plácidamente. Yo era el dueño de sus sueños. No era justo. No quería ser yo quien estuviese en sus sueños. No quiero que se enamore de mí. La estuve observando un buen rato pero algo le saco de su sueño y me escondí en el armario. Volví a salir cuando ella se durmió de nuevo y me escape por la ventana. Tendría que asegurarme que nunca mas soñara conmigo.
avatar
Edward Cullen.

Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 19/04/2011
Edad : 28
Localización : españa

Ver perfil de usuario http://marta-fanficscrepusculo.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: fanfic sobre la historia real

Mensaje por Renesmee Cullen el Vie Abr 22, 2011 12:33 pm

que es tierno edward I love you
me gusta el punto de vista que tiene edward y lo que hace x bella .. ojala rosalie no se enoje u.u
avatar
Renesmee Cullen

Mensajes : 37
Fecha de inscripción : 29/04/2010
Edad : 22
Localización : Chile!

Hoja de personaje
Raza :: Hibrido/a
Don: transmitir pensamientos atraves de las manos
Familia del personaje: los cullen

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: fanfic sobre la historia real

Mensaje por Edward Cullen. el Vie Abr 22, 2011 12:46 pm

jajajajajaja. la verdad esque solo un pokito. pero tranquila que sabre lidiar con ella. jijijijijiji.
avatar
Edward Cullen.

Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 19/04/2011
Edad : 28
Localización : españa

Ver perfil de usuario http://marta-fanficscrepusculo.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: fanfic sobre la historia real

Mensaje por Leah cleahwater el Vie Abr 22, 2011 4:37 pm

Genial¡¡ Smile
avatar
Leah cleahwater

Mensajes : 29
Fecha de inscripción : 19/04/2011
Edad : 21
Localización : En la reserva o por ahi

Hoja de personaje
Raza :: Licantropo
Don: Telepatia lobuna e himnotizar con solo mirar a alguien
Familia del personaje: Cleahwater y Black

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

fanfic sobre la historia real

Mensaje por Edward Cullen. el Vie Abr 22, 2011 5:00 pm

4º capitulo: las proposiciones
Había pasado un mes desde el accidente y Bella estaba enfadada. Todos le prestaban más atención a ella mientras que a mí nadie me había preguntado nada.
La noche de autos fue una noche bastante tensa. Cuando llegue Carlisle había conseguido calmar a Jaspe que no se fiaba de Bella y quería quitar el problema de nuestras vidas. Rosalie estaba muy enfadada por lo que había hecho. Alice me había bloqueado el acceso a su mente y Emmett no tenía claro lo que quería. Carlisle estaba tranquilo junto a Esme. Me senté en la mesa.
-os he expuesto- empecé. No quería que Bella muriera- lo mejor será que nos vallamos o mejor que me valla yo. Solo será hasta que ella valla a la universidad.
-Edward no te vamos a dejar solo en esto. Como ya te dije o todos o ninguno. Carlisle nos ha contado lo del hospital.
-¿pero en que pensabas?- me recrimino Rosalie- te podía haber visto alguien “no sabes lo que nos ha costado deshacernos de tus manos”
Con todo lo de Bella se me había olvidado que mis manos estaban grabadas en la furgoneta.
-yo… se me había olvidado por completo- primera norma: destruye las evidencias- solo pensaba evitar la sangre ¿te das cuenta de lo difícil que es eso para nosotros?
Entonces una visión recorrió la mente de Alice y la dejo ausente. Era yo en el prado que tanto me gustaba y a mi lado había una persona borrosa.
-¿Qué ha pasado?-pregunto Carlisle
-es Edward. Estaba…- pero interrumpí a Alice.
-nada que tenga importancia ahora-“hermanito me lo vas a tener que explicar mejor”- volvamos al tema principal.
-con el golpe que se ha dado…-empezó Jasper
-¡no! No te lo permitiré- un gruñido nació en mí ser y empezó a salir. Carlisle me toco el brazo para tranquilizarme. Pero nuestros ojos estaban fijos el uno en el otro. Sabía que en un combate las cosas estarían igualadas.
-¿pero qué te pasa con esa humana?- me pregunto Emmett pero Alice como si fuera un puzle ya había unido piezas y no pude cortarle la frase
-le ama- todos se quedaron callados.
-Carlisle reconócele porque no está bien de la cabeza- le dijo Rose “eres un necio. No esperes que ella te corresponda”
-no quiero que lo haga-pero en vez de calmarla la enfade más. Se dio la vuelta.
-no voy a hacer nada a menos que nos delate- y se marcho
-hablare con ella “tranquilo lo entenderá. No le va a hacer nada”- me dijo Emmett
-¿qué vas a hacer ahora? Mis visiones son borrosas.
-no lo sé. Evitarla. No quiero que se enamore de un monstruo.
Pero durante todo el mes había estado velando sus sueños. Confiando que dejara de soñar conmigo pero no era así. En clase en cambio no le dirigía la mirada y Mike había empezado a hablar con ella en clase. Ojala fuese el quien la hiciese feliz aunque su mente no me gustaba.
Estábamos en marzo y sabía que se acercaba el día del baile. Por supuesto nosotros nunca íbamos a tales eventos. ¿A quién se lo pediría Bella? ¿Quizás a Mike o a Eric? Pero Mike me saco de mis dudas.
-bueno, Jessica me ha pedido que le acompañe al baile de primavera-¿le molestaría eso a Bella?
- eso es estupendo. Te vas a divertir un montón.- más que desilusionada estaba aliviad. Pero Mike se entristeció.
-eh, bueno…le dije que tenía que pensármelo.
-¿Por qué lo hiciste?- parecía enfadada por haber rechazado a Jessica ¿Por qué se preocupaba por alguien que se aprovechaba de ella?
-me preguntaba si…bueno… si tal vez tenías intención de pedírmelo tu- se puso rojo. Desvié la mirada y fingí mirar por la ventana ¿Cómo se atrevía a pedírselo?
-Mike creo que deberías aceptar la invitación de Jess- sonaba triste. ¿Realmente quería eso? Mike me miro “seguro que va con Cullen”
-¿se lo has pedido ya a alguien?
-no. No tengo intención de ir al baile-¿sería una forma sutil de darle calabazas?
-¿Por qué?
- ese fin de semana voy a Seattle- a lo mejor tenia novio en Phoenix y ese fin de semana venía a verla.
-¿no puedes ir otro fin de semana?
- lo siento, pero no. No deberías hacer esperar a Jessica más tiempo. Es de mala educación.
-sí, tienes razón- se marchó cabizbajo
Me gire para mirarle a los ojos e intuir lo que pensaba. Me devolvió la mirada pero no conseguía ninguna información.
-¿señor Cullen?- me llamo el señor Banner ¿pero que me había preguntado? Busque la respuesta en su mente.
-el ciclo de Krebs- le conteste mirándole. Bella no volvió a dirigirme la mirada en toda la clase. Cuando sonó el timbre quería explicarle todo.
-¿Bella?
-¿Qué? ¿Me vuelve a dirigir la palabra?- estaba muy enfadada conmigo. Reprimí una sonrisa por lo guapa que se ponía.
-no en realidad no- no quería que se fuese de mi lado
-entonces ¿Qué quieres Edward?- tenía los ojos cerrados ¿Por qué?
-lo siento- siento tratarte así mi amor pero es lo mejor- estoy siendo grosero, lo sé, pero de verdad que es mejor así.
-no sé qué quieres decir- y volvió a devolverme sus preciosos ojos.
- es mejor que no seamos amigos. Confía en mí
- es una lástima que no lo descubrieras antes- murmuro- te podías haber evitado todo este pesar.
Me pillo con la guardia baja. ¿Qué sabia ella de mi pesar? ¿Se habría dado cuenta de mis sentimientos?
-¿pesar? ¿Pesar porque?
-por no dejar que esa estúpida furgoneta me hiciera puré-¿ese era su enfado? ¿No dejarle morirse? Eso me enfado
-¿crees que me arrepiento de haberte salvado la vida?
- sé que es así- no. Yo te amo y nunca dejaría que te pasara nada malo.
-no sabes nada.
Me giro el rostro privándome de sus pensamientos y se alejó con los libros en la mano pero se tropezó y se le cayeron todos. Mire a mi alrededor y como no había nadie corrí a cogérselos y los apile.
-gracias
-¡no hay de que!
Se alejó a toda prisa y me dirigí a la siguiente clase. Estuve toda la hora escuchando los pensamientos de Eric. Había hablado con Mike y creyó que ahora era su turno. Al final de la clase le seguí. Esto prometía.
-hola Eric- le dijo Bella. Pero algo ya intuía
-hola Bella
-¿Qué hay?
-me preguntaba…si querrías venir conmigo al baile- Tyler paso por detrás y lo escucho. Fingió como si se atase el cordón para enterarse de la respuesta de Bella.
-creí que era la chica quien elegía-¿ya tendría claro a quien pedírselo?
-bueno si- se le veía avergonzado
-te agradezco que me lo pidas, pero ese día voy a Seattle- otra vez daba calabazas. Se le daba bien.
-oh. Quizás la próxima vez.
-claro- ¿eso significaba que le gustaba? No seguro que no. Continúe caminado y me reí ante la idea de que ahora era el turno de Tyler. Arranque el coche y le bloque el camino al suyo. Estaba muy enfadada. Lo veía por el retrovisor. Pero mientras mis hermanos venían tenía tiempo de ver el show. Tyler le toco la ventanilla.
-lo siento Tyler- estaba sorprendida- el coche de los Cullen me tiene atrapada.
-oh, lo sé. Solo quería preguntarte algo mientras estamos aquí bloqueados.
-¿me vas a pedir que te acompañe al baile de primavera?-chica lista- no voy a estar en el pueblo.
- ya, eso me dijo Mike- le acababa de mentir.
- entonces ¿Por qué…?- estaba confusa
-tenía la esperanza de que fuera una forma de suavizar las calabazas-me caía bien. Pensaba con la cabeza.
-lo siento Tyler pero me voy de verdad- estaba irritada por la avalancha de proposiciones. La mire por el espejo y empecé a reírme.
-está bien. Aún nos queda el baile de fin de curso- y se marchó hacia su coche. Mis hermanos ya estaban en sus asientos y arranque hacia casa.
“¿Qué te hace tanta gracia?” era Alice. Cuando estuviésemos a solas se lo explicaría.
Al día siguiente Bella aparco lejos de mí. Imagine que para que no le volviera a bloquear el camino. Sus llaves cayeron a un charco y recordé que no le gustaba ni el frio ni la humedad y esa agua estaría helada. Al segundo ya había metido la mano en el charco, recogido sus llaves y estaba apoyado en su coche como si tal cosa.
-¿Cómo lo haces?- me pregunto irritada y asombrada
-¿hacer que?- mi garganta me estaba empezando a arder. Le tendí las llaves sin tocarla.
-aparecer del aire
-Bella, no es culpa mía que seas excepcionalmente despistada- le bromee
-¿a qué vino taparme el paso ayer noche? Se suponía que fingías que yo no existía ni te dabas cuenta de que echaba chispas.
-eso fue culpa de Tyler- me reí al recordarlo- tenía que darle su oportunidad
-tu…-estaba rabiosa
-no finjo que no existas- admití
-¿quieres matarme a rabietas dado que la furgoneta de Tyler no lo consiguió?
¿Matarla yo? Hacía mucho que no pensaba en cómo hacerlo. La amaba más que a nada.
-Bella, eres totalmente absurda- pero le había ofendido y se marchaba. Tenía que arreglarlo- espera- la alcance enseguida- lo siento he sido descortés. No estoy diciendo que no sea cierto, pero, de todos modos, no ha sido de buena educación.
-¿Por qué no me dejas sola?- pero no podía. Quería protegerla de todo y sobre todo de mí pero también quería estar a su lado.
-quería pedirte algo, pero me desviaste del tema- seguro que pensaba que le quería invitar al baile. Mi humor estaba mejor.
-¿tienes un trastorno de personalidad múltiple?
- y lo has vuelto a hacer- me cambiaba todo el rato de tema. Suspiro
-vale, entonces ¿Qué me querías pedir?
-me preguntaba si el sábado de la próxima semana, ya sabes, el día del baile de primavera…- pero no me dejo terminar
-¿intentas ser gracioso?
-por favor ¿me dejas terminar?- se mordió el labio pero no me dijo nada mas- he oído que vas a Seattle ese día y me preguntaba si querrías dar un paseo-¿pero que acababa de decirle? Seguro que se negaría pero una parte de mi cuerpo quería que no fuese así.
-¿Qué?
-¿quieres dar un paseo por Seattle?
-¿con quién?- estaba sorprendida
-conmigo obviamente-¿pero porque no me callaba? Tenía que irme de su lado. No era buena idea estar con ella. El monstruo rugió.
-¿Por qué?-pues porque quiero estar contigo. No. Eso no se lo podía decir
-planeaba ir a Seattle en las próximas semanas y, para ser honesto, no estoy seguro de que tu monovolumen lo pueda conseguir- eso era. Tenia que protegerla de su tartana. Por eso no paraba de insistir.
-mi coche va perfectamente, muchísimas gracias por tu preocupación- no queria ir conmigo estaba claro pero segui insistiendo
-¿puede llegar gastando un solo deposito de gasolina?
-no veo que sea de tu incumbencia
-el despilfarro de recursos limitados es asunto de todos
- de verdad, Edward, no te sigo. Crei que no querias ser mi amigo.
-dije que era mejor que no lo fueramos, no que no lo deseara.
-vaya, gracias, eso lo aclara todo- habíamos llegado a la cafetería y su olor nublo aun mas me mente.
-seria mas…prudente para ti que no fueras mi amiga- me costaba pensar- pero me he cansado de alejarme de ti, Bella- se lo habia confesado prácticamente epro no sabia si ella sentía lo mismo que yo
-¿me acompañaras a Seattle?
Asintió. ¿Qué acababa de hacer? No era una buena idea y me enfade conmigo mismo.
-deberias alejarte de mi, de veras- le confese pero estaba feliz. Tenia que hablar con Alice.
avatar
Edward Cullen.

Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 19/04/2011
Edad : 28
Localización : españa

Ver perfil de usuario http://marta-fanficscrepusculo.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: fanfic sobre la historia real

Mensaje por Renesmee Cullen el Vie Abr 22, 2011 5:27 pm

AMAZING!!! me encanta....lose creo que he dicho que me gusta muchas veces XD sigue escribiendo y lee mi one-shoot que subire Wink
avatar
Renesmee Cullen

Mensajes : 37
Fecha de inscripción : 29/04/2010
Edad : 22
Localización : Chile!

Hoja de personaje
Raza :: Hibrido/a
Don: transmitir pensamientos atraves de las manos
Familia del personaje: los cullen

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: fanfic sobre la historia real

Mensaje por Edward Cullen. el Vie Abr 22, 2011 5:29 pm

me alegra que te guste
mandame un mp cuando lo cuelgs vle?
avatar
Edward Cullen.

Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 19/04/2011
Edad : 28
Localización : españa

Ver perfil de usuario http://marta-fanficscrepusculo.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: fanfic sobre la historia real

Mensaje por bella cullen @ el Vie Abr 22, 2011 7:59 pm

uy q emocion ya 4 capitulos !!! ya me pondre a leer Very Happy cheers cheers cheers

_________________


Spoiler:



avatar
bella cullen @
>-/♥Admin♥/-<

Mensajes : 629
Fecha de inscripción : 19/03/2010
Localización : argentina !!

Hoja de personaje
Raza :: Humano/a
Don:
Familia del personaje: swan y cullen

Ver perfil de usuario http://sagacrepusculo.foros-gratuitos.com

Volver arriba Ir abajo

Re: fanfic sobre la historia real

Mensaje por Leah cleahwater el Sáb Abr 23, 2011 7:07 am

off:¡Que disfrutes del descanso Edward!
on:Me gustaria que hicieses lo mismo ,pero conmigo plis
avatar
Leah cleahwater

Mensajes : 29
Fecha de inscripción : 19/04/2011
Edad : 21
Localización : En la reserva o por ahi

Hoja de personaje
Raza :: Licantropo
Don: Telepatia lobuna e himnotizar con solo mirar a alguien
Familia del personaje: Cleahwater y Black

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: fanfic sobre la historia real

Mensaje por Edward Cullen. el Sáb Abr 23, 2011 12:31 pm

me has perdido. que quieres que monte un fanfic sobre leah????
avatar
Edward Cullen.

Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 19/04/2011
Edad : 28
Localización : españa

Ver perfil de usuario http://marta-fanficscrepusculo.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: fanfic sobre la historia real

Mensaje por Leah cleahwater el Sáb Abr 23, 2011 1:18 pm

Si exactamente ,se que es un poco atrevido pedirtelo tan pronto,pero me hace ilución Razz
avatar
Leah cleahwater

Mensajes : 29
Fecha de inscripción : 19/04/2011
Edad : 21
Localización : En la reserva o por ahi

Hoja de personaje
Raza :: Licantropo
Don: Telepatia lobuna e himnotizar con solo mirar a alguien
Familia del personaje: Cleahwater y Black

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: fanfic sobre la historia real

Mensaje por Edward Cullen. el Sáb Abr 23, 2011 1:57 pm

lo intentare. te aviso cuando tenga algo escrito vale? esque es un poco mas dificil que el que estoy escribiendo. de todos modos mandm un mp con una serie de caracteristicas o hechos para tu personaje vale? asi tendre una nocion mas grande de por donde quieres que lo empiece y por donde quieres que lo dirija.
avatar
Edward Cullen.

Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 19/04/2011
Edad : 28
Localización : españa

Ver perfil de usuario http://marta-fanficscrepusculo.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: fanfic sobre la historia real

Mensaje por Edward Cullen. el Sáb Abr 23, 2011 3:10 pm

5º capitulo: RH
Tuve que esperar hasta la hora de la comida para hablar con mis hermanos. Pero hoy no me iba a sentar con ellos. Alice me vio la cara de preocupación y me dijo que me esperaba en la parte de atrás en la siguiente clase. De todos modos hoy en Biología tocaba análisis de ADN y la idea de oler tanta sangre humana no me agradaba. Les conté que hoy no me sentaría a “comer” con ellos que lo haría con Bella. Rosalie se enfadó mucho pero Emmett como siempre la calmo. A Alice y Jasper no les pareció bien, asique nos estarían observando. Escogí la mesa más alejada y solitaria para que no nos molestaran y espere que Bella apareciese. Jessica estaba junto a ella.
-Edward Cullen te vuelve a mirar “seguro que ella no va a ir con el” me pregunto porque se sienta hoy solo- cuando me miro le llame con el dedo.
-¿se refiere a ti? “¿o es a mí? Por fin se ha fijado en mí. Adiós Mike, hola Edward”
-puede que necesite ayuda con los deberes de Biología. Eh, será mejor que valla a ver que quiere- le contesto Bella y una mueca de rabia surco el rostro de Jessica. Llego a mi mesa pero no se sentó. Estaba perpleja.
-¿Por qué no te sientas hoy conmigo?- me reí de su intento de no parecer nerviosa cuando se sentó pero su corazón latía muy rápido.
- esto es diferente
-bueno- ya que voy a tener que estar a pocos centímetros de ti en un coche porque no acostumbrar a tu olor cuanto antes- decidí que, ya puestos a ir al infierno, lo podía hacer del todo.
-sabes que no tengo ni idea de a que te refieres.
- cierto- le sonreí- creo que tus amigos se han enojado conmigo por haberte raptado.
-sobrevivirán
-aunque es posible que no quiera liberarte- me gustaría meterte en mi casa y solo poder estar yo contigo. Me reí ante mi idea-pareces preocupada
-no. Más bien sorprendida ¿a qué se debe este cambio?
-ya te lo dije. Me he hartado de permanecer lejos de ti, por lo que me he rendido
-¿rendido?- dijo confusa
-sí, he dejado de intentar ser bueno. Ahora voy a hacer lo que quiero y que sea lo que tenga que pasar- ese era el monstruo hablando. Me enfade por dejarle salir
-me he vuelto a perder.
Menos mal que ella no tiene mi don. Sonreí
-siempre hablo demasiado cuando hablo contigo, ese es uno de los problemas
-no te preocupes…no me entero de nada-era consciente de que era así. Su corazón se estaba relajando bastante y estaba confusa.
-cuento con ello.
-ya. En cristiano. ¿Somos amigos o no?
-amigos…-te quiero como algo mas
-o no- musito. Sí. Seremos amigos así le podre proteger.
-bueno, supongo que podremos intentarlo- pero ahora te prevengo que no soy bueno para ti- tenía que advertirle una vez más.
-lo repites un montón
-si porque no me escuchas. Sigo a la espera de que me creas. Si eres lista me evitaras. Me parece que tú también te has formado tu propia opinión sobre mi mente preclara- le sonreí. Era muy fácil ser feliz a su lado.
-en ese caso hasta que yo sea lista… ¿vamos a intentar ser amigos?
-eso parece casi exacto- hasta que te des cuenta de que soy un maldito y te alejes de mi lado con mi corazón devolviéndome a la oscuridad que era mi vida.
-¿Qué piensas?- me ponía nervioso no saber en todo momento en lo que pensaba.
-intentaba averiguar lo que eres- no puede ser verdad. Me pillo con la guardia baja y mi sonrisa se borró pero la recupere de nuevo.
-¿y has tenido fortuna en tus pesquisas?
-no demasiada- contuve la risa
-¿Qué teorías barajas?-se sonrojo pero no hablo-¿no me lo quieres decir?- le lance mi mejor sonrisa pero negó con la cabeza
-resulta demasiado embarazoso.
-eso es realmente frustrante, ya lo sabes- estaba frustrado, quería saber que pensaba de mí.
-no- me contesto rápidamente- no concibo por que ha de resultar frustrante, en absoluto, solo porque alguien rehusé revelar sus pensamientos, sobre todo después de haber efectuado unos cuantos comentarios crípticos, especialmente ideados para mantener en vela toda la noche, pensando en su posible significado…bueno ¿Por qué iba a frústrate? O mejor- se estaba enfadando- digamos que una persona realiza un montón de cosas raras, como salvarte la vida bajo circunstancias imposibles un día y al siguiente tratarte como si fueras una paria, y jamás te explica ninguna de las dos, incluso después de haberlo prometido. Eso tampoco debería resultar demasiado frustrante.
-tienes un poquito de genio ¿no?- me había dejado sorprendido
- no me gusta aplicar un doble rasero- nos miramos durante unos segundos pero los pensamientos de Mike me hicieron mirarlo y me reí frente a una pelea contra él.
-¿Qué?
- tu novio parece creer que estoy siendo desagradable contigo. Se debate entre venir o no a interrumpir nuestra discusión- volví a reírme.
-no se de quien hablas-¿ósea que no le gustaba Mike?- pero, de todos modos, estoy segura de que te equivocas.
-yo, no. Te lo dije, me resulta fácil saber que piensa la mayoría de las personas
-excepto yo, por supuesto
-sí, excepto tu- me metí en mis pensamientos- me pregunto porque será
Se había entretenido en abrir la botella que tenía delante. ¿Eso era todo lo que iba a tomar hasta la cena?
-¿no tienes hambre?
-no- miro delante de mi lado de la mesa-¿y tú?
- no. No estoy hambriento- no de lo mismo que tu
-¿me puedes hacer un favor?
-eso depende de lo que quieras.
-no es mucho- agacho la cabeza y empezó a jugar con el cuello de la botella pasándole el dedo- solo me preguntaba si podrías ponerme en sobre aviso la próxima vez que decidas ignorarme por mi propio bien. Únicamente para estar preparada.
El mes que le había ignorado él había marcado más de lo que esperaba. Apreté los labios por hacerle daño.
-me parece justo
-gracias
-en ese caso ¿puedo pedirte una respuesta a cambio?
-una
-cuéntame una teoría- se había ruborizado. ¿Qué teorías tendría?
-esa no
- no hiciste distinción alguna, solo prometiste una respuesta
-claro, y tú no has roto ninguna promesa.
-solo una teoría…no me reiré- eso me había dolido
-si lo harás- agache la cabeza y cuando la levente utilice mi mirada de hipnotizar con cara seria
-eh… ¿Qué?- había funcionado. Seguí mirándola.
-cuéntame solo una de tus pequeñas teorías, por favor
-pues…eh… ¿te mordió una araña radiactiva?
-eso no es muy imaginativo
- lo siento es todo lo que tengo
-ni siquiera te has acercado- bueno si me había mordido alguien.
-¿nada de arañas?
-no
-¿ni un poquito de radiactividad?
-nada-quiera ayudarla a que lo averiguara. Así huiría. No me merecía
-maldición- suspiro
-tampoco me afecta la kriptonita- así estaría más cerca. Aunque si me afectaba su sangre. Me reí
- se suponía que no te ibas a reir ¿te acuerdas?- intente ponerme serio- con el tiempo lo voy a averiguar
-desearía que lo intentaras-le daría otra pista
-¿por…?
-¿Qué pasaría si no fuera un superhéroe? ¿Y si fuera el chico malo?
-oh, ya veo-su cabeza estaba uniendo piezas. Me había vuelto a equivocar. Si lo descubría tendría que convertirse o morir y las dos opciones eran igual de malas.
-¿sí?
-¿eres peligroso?- su cara se descompuso y su corazón se paró unos segundos. Se había dado cuenta que no era bueno para ella- pero no malo- susurro- no, no creo que seas malo.
- te equivocas- pero no parecía tener miedo. Cogí el tapón de la botella y empecé a juagar con él. Bella se dio cuenta de que el comedor estaba medio vacío.
-vamos a llegar tarde.
-hoy no voy a ir a clase- no podía mirarle.
-¿Por qué no?- me reí ante la idea de una clase llena de sangre humana y un vampiro con hambre. Además ¿Qué pasaría si la sangre fuera la más dulce para ese vampiro?
-es saludable hacer novillos de vez en cuando
-bueno, yo si voy
-en ese caso te veré luego- aunque tú a mí no me veras porque estarás dormida. Me dirigí hacia donde estaba Alice. Tenía el semblante sereno.
-¿sabías que llevas todo el día con cara de tonto?- y me mostro las imágenes. Era verdad. Había una sombra de felicidad cuando estaba con Bella. Y me comportaba como si las hormonas de un adolescente estuvieran dentro de mí- nunca te había visto tan feliz. Me alegra mucho.
-aun así espero que ella se aleje pronto de mi lado.
-Edward. Me parece que ya es tarde para eso- sus visiones inundaron mi mente. Bella estaba a mi lado. Era tan blanca como yo y era aún más guapa si eso fuera posible. La otra visión consistía en Bella de abuela cogida de mi mano. Pero eso no era posible. Ella no conocía nuestro secreto. No aun.
-Alice deberías contarle eso a Carlisle. Tenemos que decidir qué hacer puesto que ella lo va a descubrir
-ya lo he hecho yo- y me enseño el móvil rosa de su mano- confía en Bella y yo también. No nos delatara. Pero creo que ella debería averiguarlo sola, así que deja de ayudarla. Además ya sabes que nosotros no le haremos daño mientras tú la ames.
-por cierto viene hacia aquí. Parece que se ha puesto mala con la sangre. Si no te importa…
-vale ya me voy. Ten cuidado
Di la vuelta a la cafetería y vi como Newton la arrastraba por el campus para dejarla en el suelo y tumbarse. No tenía muy buen aspecto.
-¿Qué le sucede? ¿Está herida?- Mike se enfadó, le había quitado su momento de gloria.
-creo que se ha desmayado. Nos e que ha pasado, no ha movido ni un dedo
-Bella ¿me oyes?
-no. Vete- contuve la risa ¿no me dejaría de sorprender nunca?
- la llevaba a la enfermería- me explico Mike a la defensiva- pero no quiso avanzar más.
-yo me hago cargo de ella, puedes volver a clase.
-no- se quejó Mike- se supone que je de hacerlo yo
Pero no le di opción, cogí una gran cantidad de aire pues iba a tener a Bella muy cerca de mí y la levante del suelo pero no la apoye en mi pecho duro y frio.
-¡bájame!-¿pero aún tenía ganas de discutir?
-tienes un aspecto espantoso
-¡déjame otra vez en la acera!-protesto
-¿de modo que te desmayas al ver la sangre?-menuda vampira estaría hecha- y ni siquiera la visión de tu propia sangre- gracias a dios o no podría llevarla en brazos. Llegamos a la recepción.
-oh, dios mío- la recepcionista parecía más nerviosa por mi presencia que por el desmayo.
-se desmayó en Biología-Bella abrió los ojos para ver donde estaba. Pasamos a la enfermería donde la enfermera, una dulce ancianita, levanto la vista y nos miró sorprendida. Deje a Bella y me retire a la pares más alejada de ella. Tendría que coger aire breves y contra más lejos de ella mejor.
-ha sufrido un desmayo leve- tranquilice a la enfermera- en Biología están haciendo la prueba del RH
-siempre le ocurre a alguien- me reí con disimulo. Aspire todo el aire posible y me ardió la garganta pero mi mente solo se nublo un poco.
-quédate tendida un minuto, cielo. Se pasara.
-lo sé- estaba recobrando el color
-¿te sucede a menudo?
-a veces- oculte una carcajada con una tos.
-puedes regresar a clase- dijo la enfermera. Parecía no estar a gusto con mi presencia.
-se supone que me tengo que quedar con ella-“pues entonces saldré yo”
-voy a traerte un poco de hielo para la frente cariño
-tenías razón- me dijo cuando estuvimos solos
-suelo tenerla ¿sobre qué tema en particular en esta ocasión?
-hacer novillos es saludable- su corazón latía muy rápido ahora. Tenía que relajarla
-ahí fuera hubo un momento en que me asuste. Creí que Newton arrastraba tu cadáver para enterrarlo en el bosque- sus pulsaciones descendieron y se rio- la verdad es que he visto cadáveres con mejor aspecto. Me preocupaba tener que vengar tu asesinato.
-pobre Mike. Apuesto a que se habrá enfadado
-me aborrece
-no lo puedes saber-disintió.
La enfermera entro y le dio una compresa fría. Se la puso en la cabeza y salimos para dejarle el sitio al siguiente desmayado que traía Mike. Pero este sí que se había llegado a pinchar y el olor de la sangre me volvió loco.
-oh, no-murmure- vamos fuera de aquí Bella. Confía en mi…vamos- aún estaba aturdida pero salimos de la enfermería.
-por una vez me has hecho caso- me sorprendí
-olí la sangre, lee no se ha puesto malo por ver la sangre de otros como yo.
- la gente no puede oler la sangre- le contradije
-bueno, yo sí. Es lo que me pone mala. Huele a oxido…y a sal- pero eso no podía ser-¿Qué?
-no es nada- le conteste. Entonces Mike Salió de la enfermería y estuvieron hablando de los planes para el fin de semana. Cuando se marchó Bella gimió mirando hacia la puerta.
-gimnasia.
-puedo hacerme cargo de eso. Ve a sentarte y parece paliducha- le dije al oído. Pude ver como la sangre le palpitaba muy rápida y fuerte en la yugular. Me aleje hacia el mostrador mientras Bella se sentaba y puse mi mejor voz
-¿señora Cope?
-¿sí?
- Bella tiene gimnasia la próxima hora y creo que no se encuentra del todo bien ¿cree que podría dispensarla de asistir a esa clase?
-Edward ¿necesitas que te dispense a ti también?- funciono
-no. Tengo clase con la señora Goff. A ella no le importara.
-de acuerdo, no te preocupes de nada. Que te mejores Bella- le dijo en voz alta. Me acerque a Bella.
-¿puedes caminar o quieres que te lleve en brazos?- le dije sarcásticamente
-caminare- cuando salimos Bella me miro- gracias. Merecía la pena seguir enferma para perderse la clase de gimnasia.
-sin duda-nosotros lo pasábamos fatal. Era la clase más difícil de fingir y Emmett se volvía loco por no poder demostrar todo lo que era capaz de hacer- de modo que vas a ir…este sábado, quiero decir ¿A dónde vais exactamente?- pensaba ir aunque dejase a Emmett cazando solo
-a la Push, al puerto-plan cancelado. Maldito tratado.
-en verdad no creo que me hayan invitado
-acabo de invitarte
-no avasallemos más entre los dos al pobre Mike esta semana, no sea que se vaya a romper- me apenaba no poder ir con Bella
-el blandengue de Mike…-murmuro y se giró hacia su coche pero la sostuve de la cazadora y la hice retroceder
-¿a dónde te crees que vas?- no me lo iba a poner fácil
- me voy a casa
-¿acaso no me has oído decir que te iba a dejar a salvo en casa? ¿Crees que te voy a permitir que conduzcas en tu estado?
-¿en qué estado? ¿Y qué va a pasar con mi coche?
-se lo tendré que dejar a Alice después de la escuela- la arrastre hasta la puerta del copiloto y me prepare para que su aroma inundara mi coche.
- está abierto- entre en el coche pero Bella se quejo
- soy perfectamente capaz de conducir hasta casa- e hizo un amago de echarse a correr.
-te arrastrare hasta aquí. Entra Bella.
Estaba lloviendo y se estaba empapando así que entro. Una brisa inundo el coche con su esencia que olía más que nunca por la lluvia. Controle mis instintos poniendo la calefacción y bajando el volumen del CD.
-esto es totalmente innecesario- me dijo mientras salíamos del aparcamiento-¿claro de luna?
-¿conoces a Debussy?-esa noche cuando fuese a verla dormir investigaría un poco más sobre sus gustos
-no mucho. Mi madre pone mucha música clásica en casa, pero solo conozco a mis favoritos.
Se estaba relajando, al contrario que yo. Quería morderla. Tenía que ocupar mi mente con algo
-¿Cómo es tu madre?
Me miro de refilón. Sentía curiosidad por mi pregunta
-se parece mucho a mí, pero es más guapa- más guapa que tu no puede haber nadie- he heredado muchos rasgos de Charlie. Es más sociable y atrevida que yo. También es irresponsable y un poco excéntrica, y una cocinera impredecible. Es mi mejor amiga- se estaba poniendo triste. Se notaba que la echaba de menos.
-Bella ¿Cuántos años tienes?- quería entender porque esa cabeza se comportaba como si fuese la de un adulto. Acabábamos de llegar a su casa y no quería dejarla.
-diecisiete
-no los aparentas- esta frase le hizo reírse-¿Qué pasa?
-mi madre siempre dice que nací con treinta y cinco y que cada año me vuelvo más madura. En fin, una de las dos debía ser adulta. Tampoco tú pareces mucho un adolescente de instituto.
Me había vuelto a sorprender. Aunque realmente tenía razón. Yo tenía que estar criando malvas hacía ya unos años.
-en ese caso ¿Por qué se casó tu madre con Phil?
- mi madre tiene… un espirito muy joven para su edad. Creo que Phil hace que se sienta aún más joven. En cualquier casa eta loca por él.
-¿lo apruebas?
-¿importa?- otra vez se dejaba de menos. ¿Porque no podía apreciar que era una gran chica?- quiero que sea feliz y, Phil es lo que ella quiere
-eso es muy generoso por tu parte…me pregunto…- murmure mis pensamientos en voz alta
-¿el qué?
-¿tendría ella esa cortesía contigo, sin impórtale tu elección?-aunque elijas a un vampiro que desea tu sangre más que nada en esta mísera vida
-e…eso c…creo- tartamudeo- pero después de todo ella es mi madre. Es un poquito diferente.
-entonces, nadie que asuste demasiado- me burle
-¿a qué te refieres que asuste demasiado? ¿Múltiples piercing en el rostro y grandes tatuajes?
-supongo que esa es una posible definición
-¿Cuál es la tuya?- yo.
-¿crees que puedo asustar?- seguro que estaba asustada todo el rato
-eh…creo que puedes hacerlo si te lo propones.
-¿te doy miedo ahora?- por favor que no se lo dé.
- no- me sonreí. No me tenía miedo…aun.me sorprendió lo rápido que me hacía feliz ella.
-bueno, ¿vas a contarme algo de tu familia?- me puse en guardia- debe de ser una historia mucho más interesante que la mía
-¿Qué es lo que quieres saber?- así me sería más fácil resolver sus dudas.
-¿te adoptaron los Cullen?- más bien me creo el señor Cullen
-si-vacilo unos segundos pero volvió a la carga
-¿Qué les ocurrió a tus padres?- casi ya no me acordaba de mi padre biológico, en cambio de mi madre aun recordaba algo. Con el paso de los años la memoria que tenía cuando era humana se había ido convirtiendo en un borrón.
-murieron hace muchos años
-lo siento- murmuro apenada
-en realidad los recuerdo de forma confusa. Carlisle y Esme llevan siendo mis padres desde hace muchos años.
-y tú los quieres- corroboro
-sí. No puedo concebir a dos personas mejores que ellos
-eres muy afortunado
- ¿y tus hermanas?- mire el reloj. Se me había pasado el tiempo. Tenían que estar a punto de salir
-por cierto se van a disgustar bastante si tienen que esperarme bajo la lluvia- supuse que no les haría mucha gracia llegar a casa corriendo y empapados.
-oh, lo siento. Supongo que debes irte.
Pero yo no quería separarme de ella y ella parecía que tampoco. Mi mente tampoco aguantaría mucho sin que me nublara el juicio.
-y tu probablemente quieres recuperar el coche antes de que el jefe de policía Swan vuelva a casa para no tener que contarle el incidente de Biologia.
-estoy segura de que ya se ha enterado. En Forks no existen los secretos- suspiro y me eche a reír
-diviértete en la playa…que tengáis buen tiempo para tomar el sol- en realidad no sabía que tiempo iba a hacer. Como nos íbamos de cacería no me había preocupado. Pero la lluvia no parecía que diese una tregua.
-¿no te voy a ver mañana?
-no. Emmett y yo vamos a adelantar el fin de semana
-¿Qué es lo que vais a hacer?- no podía decirle que nos íbamos a alimentar. Emmett llevaba una temporada con ganas de enfrentarse a un oso, que eran sus preferidos aunque en mi opinión es que se quería vengar del que casi le arrebata la vida.
-nos vamos de excursión al bosque de Goat Rocks, al sur de monte Rainier.
-ah, vaya, diviértete- parecía apenada. ¿Acaso quería proponerme algo? Aunque ella ya tenía planes y no los rompería por mí.
-¿quieres hacer algo por mi este fin de semana?- asintió
- no te ofendas, pero pareces ser una de esas personas que atraen los accidentes como un imán. Así que… intenta no caerte al océano, dejar que te atropellen, ni nada por el estilo… ¿de acuerdo?- su cara se tenso
- veré que puedo hacer- salió de un salto del volvo y cerro con un portazo. Empezó a reírme de buena gana. Me parecía la persona más hermosa cuando se enfadaba. Arranque y me fui a buscar a mis hermanos. Cuando llegue Rose y Emmett se habían ido por mi tardanza. Y Alice y Jasper me esperaban debajo de uno de los porches fingiendo frente a los humanos.
-dame las llaves de la furgoneta hermanito- me dijo Alice acercando a la ventanilla.
- gracias Alice. Eres un sol. Te debo otra.
- lo sé.
avatar
Edward Cullen.

Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 19/04/2011
Edad : 28
Localización : españa

Ver perfil de usuario http://marta-fanficscrepusculo.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: fanfic sobre la historia real

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.